Desgraciados los hombres que tienen todas las ideas claras [Louis Pasteur, químico francés, 1822 - 1895]